Plan Director | Delimitación | Paisajes | Sitios arqueológicos | ACTIVIDADES HUMANAS | Curiosidades





Además de la riqueza biológica de sus ecosistemas, la reserva constituye una de la regiones de mayor importancia productiva del Uruguay, en la que viven más de 200.000 personas.

La mayor parte de las tierras del área están dedicadas al pastoreo del ganado. Como en todo Uruguay, predomina la cría de vacunos y lanares, aunque en algunas regiones tienen cierta importancia los porcinos (después de Canelones, Rocha es el departamento donde se crían más cerdos). La ganadería genera algunos problemas ambientales debido al sobrepastoreo de las praderas naturales, especialmente en épocas de crisis forrajera. Este fenómeno ha provocado una erosión severa en varias regiones de la reserva y ha afectado los bosques nativos, incluyendo los palmares de Rocha que no pueden renovarse debido a que las reses se comen los retoños de las nuevas palmeras.

En cuanto a la agricultura, el principal cultivo de la región es el arroz. La Reserva es responsable del 55% del total de la producción uruguaya. Las tierras dedicadas a los arrozales han crecido casi ininterrumpidamente desde 1985 y, en la zafra de 1995, ocuparon más de 80.000 hectáreas. El sector arrocero ha alcanzado gran rendimiento y calidad, exportando la mayor parte de su producción. Sus principales plantíos se realizan en los alrededores de Río Branco, José Pedro Varela, Lascano, San Luis y Cebollatí. El uso de agroquímicos y la demanda creciente de recursos hídricos para mantener los cultivos, hacen necesario tomar medidas para conservar la calidad de los suelos y de las aguas de la región.

En mucho menor medida se plantan también papa, maíz y cultivos de huerta. En total, unas 150.000 hectáreas se dedican a la agricultura.

En los últimos años, la forestación con especies exóticas, fundamentalmente eucaliptos y pinos, ha cobrado importancia en la región, transformándose en un alternativa productiva muy rentable para los propietarios de tierra y en una solución laboral para la población rural. Sin embargo, no se han realizado estudios profundos respecto a su efecto en la captación del agua de lluvia ni tampoco sobre su impacto en el paisaje, la flora y la fauna.

La tercera gran actividad económica de la región es el turismo que, mayoritariamente en verano, visita la costa atlántica.

Otros ecosistemas -bañados, lagunas, sierras y palmares- tienen un gran potencial turístico y son una oferta ideal para aquellos que gustan de la naturaleza. La actividad ecoturística es hoy en la región una realidad dinámica, representada por una red de pequeñas y medianas empresas que comienzan a asociarse entre sí y a cobrar conciencia del alto potencial de estos nuevos emprendimientos.

La Reserva de Biosfera posee una enorme variedad de peces, moluscos, crustáceos y algas que han sido objeto de explotación en las últimas décadas. La pesca se concentra en el puerto de La Paloma y se basa en la explotación de merluza, corvina, lenguado, pescadilla, atún, pez espada, calamar y caracol negro, generalmente para la exportación. Ésta ha sufrido distintos altibajos; incluso una pesquería, la del tiburón vitamínico o trompa de cristal, colapsó en los años 80 debido a la pesca abusiva y no planificada.

A su vez, una importante actividad de pesca artesanal a lo largo de la costa permite la explotación de recursos como brótola, cazón, pargo, pejerrey, lisa, lacha y caracol. En las lagunas costeras se capturan, entre otras especies, el camarón y el cangrejo sirí, muy buscados por su excelente sabor y alto valor de comercialización. La pesca en la laguna Merín y sus afluentes se basa en la captura de la tararira, cuyas poblaciones han disminuido en los últimos años.

En Punta del Diablo y otros lugares de la costa de Rocha, tiene importancia la pesca artesanal de distintos tipos de tiburón, algunos de gran tamaño, con los cuales se elabora tradicionalmente el "bacalao". También en esta localidad, varias especies de caracoles son utilizadas, junto con vértebras de peces, para confeccionar artesanías típicas de la región.

La minería tiene especial importancia en Lavalleja, donde todavía existen los restos de antiguas minas de oro y se explotan calizas, mármoles y granitos, entre otros minerales.




Copyright © 2009 PROBIDES | Rocha - Uruguay